agosto 26, 2012

La cámara americantora v.7: Sexto piso

Luego de crear y ser parte por muchos años del grupo Cántaro, Claudio Acevedo (profesor de la facultad de Artes de la Universidad de Chile y además integrante de Ensamble Serenata) se decidió a armar otro conjunto con una linea matriz similiar: difusión y creación de la raíz folklórica latinoamericana.
Quizás por el elenco que tenía a mano o por el propio interés de buscar otras sonoridades llegó a la formación de Sexto Piso, que también trabaja los ritmos latinoamericanos pero que tiene en su formación cello, contrabajo, piano y saxo: sonidos que no estaban en Cántaro y que sin duda ayudan a darle otra sonoridad al conjunto y evitar de entrada las comparaciones.



El sábado 11 de agosto se presentaron en el Teatro Huemul, recinto de un tradicional barrio de Santiago Centro, como parte de un ciclo de conciertos de su Facultad. Aparte de muchas composiciones propias (instrumentales, con textos del grupo o sobre textos de poetas) hay versiones interesantes como una del repertorio de Congreso (“Pasillo de amor”) o una chacarera de Atahualpa Yupanqui cantada a la usanza del Neofolklore o más bien de los conjuntos argentinos que inspiraron este movimiento en Chile.



Luego del concierto Claudio Acevedo me comentaba que tienen repertorio de sobra para hacer un primer disco, tal como pudo percibirse en esa presentación. Me ha tocado escuchar a muchos músicos que bromean con los grupos de “música lateroamericana” o con los “cansautores”, pero al menos la reacción de la gente que suele encontrarse con esta música parece dar razones para pensar que se trata de un formato que tiene acogida y que sabe cómo despertar atención entre las audiencias. Los próximos pasos del grupo y de otros que están desarrollando el estilo podrán demostrarlo.

agosto 14, 2012

La cámara americantora v.6: el dúo Sankara

Para los seguidores de la música latinoamericana y de las formaciones del tipo Nueva Canción una de las buenas noticias del año fue la aparición del conjunto Merkén, que lanzó su primer disco con el a veces añorado cruce de ritmos folklóricos y creaciones con elementos doctos, diversidad instrumental y muchos juegos de voces. Acostumbrados a que estos grupos nazcan con ímpetus pero no se sostengan por mucho tiempo (sea por desinterés del público o por la complejidad de mantener tantos músicos reunidos en una idea común sin ver logros muy rápidamente) su llegada fue una pequeña luz para quienes creyeron que el modelo estaba extinguido.

Desde este trabajo salió también el primer disco del dúo Sankara, integrado por dos jóvenes que también son parte de Merkén (Fernanda Mosqueda y Felipe Valdés) y que tienen los mismos conceptos artísticos aunque resumidos para dos voces y el charango y la guitarra en la gran mayoría de los veces. 


El resultado es igual de alentador y retoma un modelo que quizás no fue muy usual en la música chilena de este estiloe, dúo mixto. Por la facilidad práctica, además, es probable que veamos más a menudo en escena al dúo que a Merkén, así que los dejo con este fragmento de una presentación en La Barcaza que permite apreciar el trabajo y mirar con más tranquilidad lo que está pasando con la música de raíz folklórica en buena cantidad de jóvenes que la toman y la trabajan con cariño y mucho rigor.