julio 06, 2009

Usted léalo nomás



Con un grupo de amigos queríamos hacer en alguna parte de la Internet una sección del tipo "Usted no lo lea", donde dejáramos en evidencia algunos textos que andan desparramados por las inocentes bibliotecas musicales y que tienen una larga lista de aberraciones. Una amiga, de hecho, tomó las banderas y le dio forma a la idea con un texto que hacía pebre a un texto de reciente publicación sobre el que no prefiero ahondar. Espero que salga en alguna parte ese escrito, quizás cuando vuelva Americanto.cl, juas.

Yo, con mi amarillismo de siempre, voy a hacer exactamente lo contrario. Aconsejar vehementemente un texto que me encontré de rebote en una librería de Merced y del que sabía que se había publicado pero que no ha tenido mucha difusión. Se trata de "El himno que se baila", escrito por el periodista Eugenio Rodríguez, radicado hace algunos años en Valparaíso y que hace un trabajo casi detectivesco buscando los rastros y el origen de "La joya del Pacífico" tema compuesto por Víctor Acosta y emblema del puerto.

Podría dar la lata con varios argumentos de lo interesante que es el texto, de la manera como encadena a los distintos intérpretes que fueron dándole vida al tema hasta la consagratoria versión de Lucho Barrios, del porfiado y emocionante trabajo del autor que cuenta con toda amenidad los rastros que iba encontrando para poder armar el auténtico puzzle, de los elementos revelatorios de la vida de Víctor Acosta, etc. Pero la prueba más contundente de lo interesante del escrito es que me lo leí de un chute y que a las cuatro de la mañana lo cerré luego de haber leído hasta cada una de las variantes que tomó la letra hasta su versión definitiva.

Bueno, eso. Me animaría a decir que está buenísimo. Y que si lo pillan por ahí lo compren sin titubear porque, para que esto sea una promoción, además del libro que casi termina siendo una pequeña novela de investigadores musicales, viene un cd con las cinco primeras versiones del tema, dos de Acosta, una de Eduardo Salas (el hombre que cambió el acompañamiento para dejarlo como vals peruano), Jorge Farías (el primero que hizo popular el tema, de hecho creo que canta en la película "Valparaíso mi amor") y una de Lucho Barrios. Un lujo de material. La mejor manera de poder recomendar esto es que cuando uno termina de leer se queda pensando "me hubiera encantado hacer un libro así".

PS: La foto me la pelé de Emol. Sí, muy feo, pero más feo se ve sin foto, juas.

1 comentario:

Melancólica dijo...

Me convenció. Lo leeré. De eso se trata ¿no?

Felicitaciones por el blog. Ya era hora.
Cariños