julio 13, 2009

Algunos compañeros de viaje

Quisiera destacar el trabajo de tres programas amigos que, tal como hago con el Americanto, están ocupando algún tipo de podcast para desarrollar sus programas radiales sobre música. Al igual que mi caso, los tres son espacios que se realizan en alguna radioemisora y que aprovechan de almacenar para que se pueda oír de manera más permanente. Los enumero cronológicamente en la medida que fui conociendo a sus gestores.

El primero es el amigo Víctor Tapia con quien debo compartir historias desde un recital del grupo Preludio de mayo de 2001 si la memoria no me falla. Llegamos los amigos de un grupo de conversación de Quilapayún a ver el espectáculo como una primera instancia de reunión. Yo, como militante disciplinado, aparecí con una alcachofa dibujada como habíamos acordado, obvio que fui el único gil que cumplió con tan ridículo protocolo. Aunque haciendo memoria quizás fue a fines del 2000 en alguna juntada que hicimos con Ricardo Venegas. La memoria me juega chueco. El hecho es que desde entonces tenemos alguna manera de estar en contacto, compartir opiniones del desarrollo de la música de por acá y él, desde hace algunas semanas, tiene un programa en Radio Palabra, emisora comunitaria de La Cisterna. Su espacio se llama Pura Música. Ya que le gusta tanto emitir duros juicios a otros espacios radiofónicos no viene mal verlo en acción, juas.


El segundo en cuestión es un querido amigo argentino y coooordobés como dice él: Cristián Aldasoro, a quien debo haber conocido en un grupo de Amigos del Folklore Argentino tratando de encontrar su muy interesante libro sobre Los Fronterizos. Tuve la dicha de conocerlo personalmente en mi paseo por Argentina en agosto de 2007 y bueno, a través de amigos comunes y estrategias varias nos hemos mandado material y hemos sabido de los proyectos y locuras de cada uno. Su programa se llama "Tierra adentro" y ha tenido otros períodos en emisoras cordobesas. Siempre es una alegría para él y nosotros cuando ve la superficie nuevamente.

De los terceros amigos sé practicamente nada, salvo que son portugueses y conducen un programa llamado "Folklandia" dedicado a la música autóctona de su país y otras naciones portuguesas. Ellos encontraron el Americanto por no sé qué mecanismo en el mundo de Podomatic y se volvieron seguidores del programa así que pude conocerlos y encontrar un nuevo baúl de maravillas.

Bueno, aprovecho la ocasión de abrazar virtualmente a los tres y de decir que espero que sigamos conociéndonos con más personas que hacen lo mismo en diversas partes del mundo porque lo macabro de este juego de estar en la periferia es que siempre queda la sensación de estar solo pero basta con escarbar un poco para ir encontrando muchos tesoros.

Bueno, cariños para todos y ojalá que nos veamos el 7 de agosto. ¿Qué hay el 7 de agosto? ¡ajá! ¡Pronto la respuesta!.

1 comentario:

Cristián Aldasoro dijo...

Gracias hermano por ponernos en contacto. Es una alegría conocer gente que está en lo mismo que uno.

Un abrazo para todos