junio 15, 2009

Nano Stern y el diario que te acompaña (claro)

Más de alguno sabrá que trabajo en el Diario La Hora escribiendo animadamente de deportes. Bueno, de cuando en cuando oficio también de "editor de folklore y cultura tradicional", lo que me permite colar algunas notas de música. Así que aprovecho esta humilde tribuna para compartir algunas cosas que han salido ahí. Por si no saben La Hora es un diario destinado a ser un resumen diario lo más resumidamente posible, así que la extensión no es mucha.

Parto esta retrospectiva, juas, con la más reciente que se publicó, una conversación con Nano Stern, poco antes del lanzamiento de "Los espejos" en el Teatro Oriente.



Nano Stern: “Mi guitarra es mi oficina”
Cantautor chileno presenta “Los espejos”


Con apenas 24 años la vida del cantautor chileno Nano Stern es tan movida y llena de viajes que no tiene empacho en declarar que está radicado “en ninguna parte”. Un día decidió vender sus cosas, comprar un pasaje para Europa y tocar en la calle para probar a la suerte.

Así comenzó una aventura que le ha hecho ser parte de varias iniciativas musicales que están registradas en discos a lo largo del mundo y de otros proyectos como el que define como su motor, “Ethno” (una orquesta de jóvenes de todo el mundo que se presenta en localidades periféricas). Todo esto, claro, sin descuidar su carrera solista, que ya llegó al tercer disco, “Los espejos”, y que estrenará este domingo en el Teatro Oriente a las 20 horas.

“Es distinto al anterior (“Voy y vuelvo”, 2007), porque ese era una suerte de bitácora, con descripciones muy cercanas a la realidad y otras no tanto. Este tiene mucho más de proyección, reflexión y distorsión, que es lo que hacen los espejos”, explica sobre los contenidos. En términos musicales, en tanto, dice que “hay marcadamente más influencias de músicas tradicionales porque he tenido mucho más contacto con ellas, sus sonidos, instrumentos y su contexto al vivirlo in situ. Fui un ladrón profesional pero sin afán de hacer 'música del mundo'. Quizás no se reconozca pero yo tengo muy claras muchas influencias, además de la fuerte presencia de la música latinoamericana”.

Luego de esta presentación en Chile le esperan nuevas actuaciones en Europa y las sorpresas a las que está acostumbrado en esta vida de itinerancia. “Uno se puede quedar imaginando las cosas que le gustarían pero en realidad se pueden hacer. Hay que estar dispuesto a sacrificar y yo estuve, estoy y estaré dispuesto a sacrificar todo porque esto es mi vida, no es mi profesión ni mi carrera ni mi pasatiempo, es mi vida. Es algo que no termina, no es como un abogado que gana cuarenta veces más plata que yo, llega a su casa a las ocho o que se queja porque tiene que quedarse en la oficina. Mi oficina es mi guitarra que me sigue a todos lados”.

Recuadro: La música tras el amor
Dice Stern sobre las motivaciones de su arte que “La música es un instrumento en función del amor y de muchas otras cosas como un gran fin común, que no tiene por qué ser consciente y que tiene que ver con el desapego de hacer cosas no por el reconocimiento sino por lo que realmente significan. Yo espero que el panadero haga el pan no para ganar la plata sino por una certeza de que le va a entregar mucho a otra persona. Está relacionado con la capacidad de ser honesto y el disco temáticamente va a eso. Sonará extraño que hable del amor con canciones tan crudas y que tienen hasta odio, incluso a uno mismo, pero la única manera de llegar a lo que te digo es a través de la honestidad total, de estar desnudo. Rubén Darío dice 'por eso ser sincero es ser potente; de desnuda que está, brilla la estrella'”.

PS: la foto es de cuando Stern cantó junto a Alejandro Soto en el nuevo bar "Entremundos", ante un público prácticamente enloquecido. Diría que innecesariamente enloquecido, pero bueno, eso es de viejo mañoso que está uno, juas. El concierto estuvo genial en todo caso. La foto no es mía, por supuesto, sino de una connotada reportera gráfica que me presta ropa, juas.

1 comentario:

Macka dijo...

Hahaha, gracias por los créditos xD
Me entretiene sacar fotos, aunque la mayoría de las veces ni ubique a los hippies que esté capturando, jaaja.
Me sirve pa conocer otros mundos a parte de los comeplantas skaters lanzallamas :P