febrero 03, 2009

La maldición del arriero (algunos apuntes sobre "Arriba en la cordillera")



Lo ha dicho más de una vez pero la conferencia de prensa luego de la premiación en Olmué fue una nueva ocasión. Patricio Manns, con sus dos guitarpines sobre la mesa, dijo que "Arriba en la cordillera" no es de sus canciones favoritas. Siempre menciona, de hecho, "Valdivia en la niebla" como su máximo orgullo. No es nada extraño, en todo caso, que los compositores digan que el tema que los hizo más conocidos no sea el más logrado. Luis Advis lo dejó más que claro con la Cantata "Santa María de Iquique".

En unas vacaciones camino a las termas de Chillán (en una localidad que creo que se llamaba Las Trancas) alguna gente de la zona me contaba que la historia que dio origen a la canción era real y que, si no me equivoco, le había pasado a un tipo de orígenes rusos que vivía ahí y que incluso habría hecho un esbozo de tema que, por algún motivo, llegó a las manos de Manns, quien le habría puesto de su cosecha para armar el tema definitivo. Nada de raro, en todo caso, que muchos de los temas más populares tengan "versiones anteriores" y "reales autores". El caso del Gorro de Lana es muy conocido, por ejemplo. Varios amigos míos dicen que conocen "al autor original", que es de Chiloé y acusa traición. Con "La joya del pacífico" es otro tanto, que se supone que tiene más de algún aporte de Lázaro Salgado, según dicen sus cercanos.

En el libro de José Miguel Varas y Juan Pablo González "En busca de la música chilena", Manns dice que la canción fue compuesta ante la premura del tiempo porque Camilo Fernández le había pedido repertorio para hacer su primera grabación. En una noche de "inspiración forzada" se habría delineado uno de los temas más importantes de la música chilena. Casos como estos hay varios, le pasó a Los Blops con "Los momentos" y al Quilapayún con "La muralla" que dijeron los propios músicos que fueron temas hechos para completar sus LPs. Qué decir de la cantidad de temas que venían en el lado "B" de un single, casi a modo de relleno, y terminaron siendo sucesos. "Todos juntos" y "Si somos americanos" son dos de los casos que se me vienen a la cabeza.

Manns varias veces relativizó su carrera de músico, que veía casi como un complemento o un apoyo para lograr el reconocimiento como escritor. Recuerdo haber leído en una de las primeras entrevistas que da para la revista Ritmo dice que, justamente, lo que espera como cantante es juntar plata para publicar sus novelas. En pleno fervor de la UP comentó alguna vez que, aburrido de su imagen de estrella de cine, se dejó bigote y hasta se oscureció el pelo con tal de centrar el interés en su obra. Incluso por esos años El Musiquero publicó una entrevista con el sugerente título "No canto más por dinero". Por otro lado en la conferencia en Olmué se veía resignado a que no le dieran pelota en los medios de comunicación y ese mundo que parecía que eludía hace algunos años.

"Si Manns fuera mexicano tendría seis estatuas" me dijo Nano Acevedo alguna vez y puede que tenga mucha razón. Por ahora tendrá que conformarse con ocho millones de pesos, dos guitarpines tras haber ganado un concurso vía telefónica en el contexto del festival del Huaso, iconografía que claramente no le simpatiza mucho y con la que nada tiene que ver su brillante obra. Al menos le servirá de consuelo saber que ganó en "campo enemigo".

No sé, en resumen, si Manns tiene el reconocimiento que cree que se merece o el que uno puede creer que merece. Lo que nunca se puede saber con certeza es cuál es el reconocimiento que se merece, cómo se merece y por qué se merece. Pero sí es probable que muchas de sus canciones estén algo perdidas en nuestro patrimonio y que merezcan más escuchadas y más versiones. No todas son muy amigables a la primera audición pero generalmente se van descubriendo cosas nuevas.

Una última cosa. Quizás este último reconocimiento que siente que le es esquivo más cierto divismo innecesario de su círculo cercano lleve a que un tipo tan lúcido tenga perdidas ciertas proporciones. En la conferencia dijo que "yo sé que en algún momento la garganta no dejará que siga cantando, pero por el momento ustedes pudieron escuchar". Yo al menos no he escuchado dos versiones sobre lo deteriorada de su voz, pero el principal implicado, uno de los más grandes personajes de la música nacional, no quiere escucharse.

PS: gracias por las fotos de esta entrada y la anterior al gráfico que tenía Chilevisión para ayudar a la gente de prensa que andaba por allá. Se llamaba Jorge.

1 comentario:

Demetrios dijo...

No sé si se enteraron lo que pasa en Salta, Argentina: Un Concejal fue acusado de barbaridades y se descubrió que era una conspiración. Se burlaban de él porque era esotérico. Los maldijo uno a uno de los que estaban en el complot y todos estan viviendo desgracias: Un empresario, Antonio San Millán que era deudor de impuestos y hermano del intendente de Salta (Alejandro) sería quien puso el dinero para que un Abogado armara todo: una violación. Roberto Gareca contrata un menor, lo culpan de violación y el Goncejal los maldijo con nombre y apellido: al empresario San Millán se le murió el hijo en un accidente inexplicable; se le cayó encima un nimi tractor de cortar el cesped. Capellán anticipó que pagaría "con lágrimas de sangre"- Al empresario publicitario y propietario de medios: le comenzó un fuerte dolor de cabeza lo internaron y un tumor cerebral fulminante le produjo la muerte, el hermano del Abogado Gareca, Sergio Alberto, director de prensa policial del el Diario el tribuno de salta,se encargaba de los grandes titulares en contra del Concejal Esotércio, acaba de moorir de un cáncer galopante, los San Millán fundieron su empresa. El Juez que ordenó la detención del Concejal, Luis María Agüero Molina, fue destituido. Rodrigo Chavarría, contratado pro Gareca para denunciarlo de una violación al edil, Capellán sentenció "vivirá preso". Todo se cumple. Las Maldiciones las refleja: www.saltanoticiassalta.com y otros medios, basta poner en cualquier buscador: "maldiciones+concejal" y ahí está TODO.

Podrían comentar esto o tratar de entrevistar al Concejal Esotérico, sería muy interesante.