octubre 30, 2006

Memoriamérica


Me da cosa hacer una crónica del Memoriamérica, a fin de cuentas es una historia larga y viene de cerca, así que hilaré un par de frases con suerte. Todo parte en diciembre del 2005, cuando supe que un grupo de La Florida montaba el Sueño Americano. Fui de copuchento y quedé bastante impresionado. Pensando cómo hacer para que se viera este trabajo en un lugar más céntrico, se me ocurrió que un concierto a medias con los Preludio y la Cantata Santa María podía andar. Tenía hasta fecha, abril del 2006, pero bueno, otros quehaceres y la desidia de siempre dejó el proyecto plantado, pese a que hasta los propios Preludio fueron avisados de que algo venía.
Bueno, cuando comenzó a caminar Activarte el asunto tenía más sentido y fue uno de los primeros proyectos que echamos a andar, no sin un interesante intercambio de opiniones de por medio, pero eso es parte del proceso así que no se ahonda en aquello.

Del concierto en sí, tengo sólo para comentar algunas imágenes, como el acarreo de sillas de rigor, la llegada de los Crisol con un loooooote de bolsas, vestuario, instrumentos, etc; los Preludio que llegaron un poco más tarde, y esperaban la prueba de sonido con un ánimo tan distendido que el Ismael Oddó tonteaba con la guitarra y en su punto más álgido tocaba trozos de temas de Wang diciendo "vade retro"; la prueba de sonido de Preludio mientras los bailarines de Crisol hacían una cola larga para ser maquillados y los apoderados que aplaudían cuando terminó la prueba con la canción final de la Cantata; la espera en los camarines, la directora de Crisol, Natacha Poblete, indicando cómo tenían que terminar los niños con el pañuelo durante una de las cuecas del "Sueño Americano"; el Bacho de los Preludio ocupando un tubo de pvc como trutruca para "convocar" a los demás integrantes, la cola de gente que esperaba entrar, la que se tuvo que quedar afuera, los aplausos por el acto de apoyo a Pedro Henríquez, dos notables actuaciones y una sala repleta de pie agradeciendo las presentaciones. Un exitazo de punta a cabo, una experiencia bellísima por el torrente de afecto que se produjo entre todos los participantes y por la generosidad y grandeza de Preludio y Crisol. Un abrazo para todos y ojalá que se repita.

PS: comentario al margen para la torta de merengue de la Leo. Notable!. Mi tobillo bastante mejor, gracias.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Uf. Nunca supe que se hizo ese concierto. En diciembre de 2005 me senté al lado suyo en La Florida. Ese concierto fue muy lindo y efectivamente recuerdo que me comentó las ganas de que más gente lo viera y yo hice el símbolo de una cabeza loca con la mano. Si no fuera mucha molestia pa la otra avise, mire que a veces es la vida la que distancia, pero la música no debería separar a "nadien",creo yo. Menos tratándose de Manns.
No cuesta ná. Un mail general. Una cosa poca.
Que mejore el tobillo. Y suerte.

Verito dijo...

Hola Manuel asi que mal de una pata, de seguro fue corriendo tras una pelota... o tras una mujer??? mmmm...

Leo hace rato tu americanto, y jamas dejo comentario, pero hoy me he impresionado al leerlo porque venía de ver un blog que me gusta "chirimoya alegre" y veo que acá escribes de su hermano... plop! me encantan las fotos de la herman de ismael Oddó...

por eso quise saludar... cuidate tu pata...ah! soy la hermana del Jose.

el moderador eterno dijo...

Hola Verrito. Gracias por el paso por este núcleo de rayadura folklórica. Sabe que parece que hay un tope de nombres porque el Ismael Oddó que usted me dice parece que es otro del que yo digo. Pero bueno, detalles, igual gracias por escribir. Y la pata pensé que estaba mejor pero hoy tuve una recaída (literal) en la calle. En fin, y no fue corriendo tras nada, sólo saltando en disputa de un balón.
Cariños