septiembre 27, 2005

Menos "tiqui tiqui tí" y más "cara cara cá"


Hace dos jueves Los Trukeros lanzaron su nuevo disco, “De visita”, en el Centro Cultural de España. La sala, que resiste tranquilamente a unas 200 personas, tuvo el doble o el triple de su capacidad. “Ese creo que es el símbolo de lo que está pasando con esto” me dijo el musicólogo Rodrigo Torres días después, gratamente sorprendido por el fervor que originó el concierto.

Los cuequeros urbanos, además tuvieron una actividad de locos durante el 18. En la cumbre Guachaca, la Yein Fonda, la fonda de la Patogallina, el Parque Inés de Suárez y muchos otros lados, los más renombrados exponentes del estilo llegaron al lunes prácticamente muertos, con las voces gastadas y un cansancio más que evidente.

De alguna manera, puede pensarse que este año fue el de la definitiva consolidación del movimiento. La presencia predominante en las Fiestas Patrias, los lanzamientos de varios discos, la aparición de “La revolución de la cueca” que los reúne a casi todos en torno a las composiciones de Víctor Hugo Campusano, de Altamar y el “descubrimiento” por parte de algunos medios de comunicación ha permitido visibilizar a este movimiento más allá de su tradicional marco de acción: el Huaso Enrique, los cuecazos de doña Maruja Sánchez, el casino Famae y el sitio de Mario Rojas que, por cierto, son muy responsables de su actual vigor.

Todos estos pasos, por cierto, son muy necesarios y son los que han logrado formar una comunidad con una potencia impresionante, que ha llamado la atención de sectores que hasta entonces poco y nada tenían que ver con la cueca. En ella se vive un fervor que en muchos años no se percibía en un movimiento de la música de raíz folklórica. El “boca a boca”, los traspasos de discos, los centros de reunión y la explosión de grupos jóvenes y hasta púberes muestra que la vitalidad del movimiento es realmente un fenómeno dentro del circuito.

Pese a esto, quizás falten dos pasos que permitan vislumbrar aún mayores expectativas a la cueca urbana. El primero es, sin duda, la “ceremonia de graduación”, es decir, arremeter en los escenarios mediáticos, donde llegan los mismos periodistas que desprecian las informaciones que les llegaban de estos mismos conjuntos hace algunos meses y donde se logra, a fin de cuentas, el “reconocimiento social”. Por lo tanto, hay que atacar los teatros. La convocatoria de esta gente da para pensar que un recital bien producido en Santiago tranquilamente puede reunir a mil o más personas interesadas en el rubro. Con un acto “iniciático”, de esas características, llega el apetito de los productores, los sellos y la cosa toma otras dimensiones. Faltaría conocer si a los cuequeros les interesa meterse en ese mundo, porque ahí las tentaciones y los desvíos conceptuales pueden ser comunes, pero bueno, da la idea que es algo que hay que probarlo igual.

El otro punto es más delicado pero es igualmente importante. Pese a su arraigo popular innegable, señalado incluso por Margot Loyola en un programa radial hace pocos días, en el “establishment” del patrioterío siguen al margen y eso puede ser bueno para mantener cierta idea de “pureza” pero, a fin de cuentas, creo que es necesario que las “chilenidades mediáticas” reciban un poquito de aire fresco. Con el respeto que me merecen los Perlas, los Hermanos Campos, Los Chacareros de Paine y Los Quincheros, entre otros, es preciso ampliar el espectro y, justamente, mostrar al resto del país, a aquellas expresiones que tienen una vigencia en lo cotidiano, por el gusto de cantar y no porque cae determinada fecha en el calendario. Con menos “tiqui tiqui tí” y más “cara cara cá” Chile puede ser un país más rico y para mucha gente el folklore puede pasar de ser un cacho a una aventura o un mundo por conocer.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Your blog is interesting. Check our GOLD Prospectors site at http://www.thegoldhunter.net/ Millions in Gold is just waiting to be discovered. Find out how! They are even filtering and recovering GOLD out of water! Take a break and check our GOLD Prospectors site out at http://www.thegoldhunter.net/ .